Cepillo de dientes: ¿manual o eléctrico?

Es muy importante estar informado sobre los cepillos de dientes, lo que deben tener para cuidar la salud, cómo utilizarlos, los beneficios de los cepillos eléctricos y las características de los cepillos para niños.

Hace tiempo, la mayoría de las personas utilizaba los cepillos manuales para cepillarse los dientes pero, en la actualidad, cada vez es más común el uso del cepillo eléctrico tanto en niños como en adultos. En relación a esto, surge una duda: ¿cuál es mejor?.

Buen cepillado de los dientes

Los cepillos dentales tienen unos objetivos principales:

  • Quitar de forma correcta la placa dental que hay sobre el borde de las encías.
  • Retrasar la creación de cálculo.
  • Reducir el riesgo de caries.
  • Colaborar en el buen aliento.

Actualmente, hay muchas formas, tamaños y formatos de cepillos de dientes, y se eligen en función del tipo de dentadura, la capacidad y habilidad manual de la persona, si tiene ortodoncia o prótesis, ya sea fija o removible, enfermedades periodontales, y dientes con una colocación incorrecta.

Las recomendaciones sobre lo que debe tener el cepillo dental, en el momento de cepillarse los dientes, son:

  • Cerdas artificiales de nylon, con puntas redondeadas (para reducir las lesiones gingivales).
  • Dureza media o suave.
  • Cabezal adaptado al tamaño de los dientes. Es mejor un cabezal pequeño para que el acceso a la superficie de los dientes sea más sencillo.
  • Mango con la suficiente longitud y anchura para poder utilizarlo de forma segura.

Cepillos de dientes para bebés y niños

Para los bebés, el cepillo de dientes debe ser suave y de silicona. Tener una higiene adecuada, antes de que salgan los primeros dientes, previene la aparición de enfermedades en las encías y de caries en los primeros dientes.

Los cepillos que se recomiendan para los niños, deben tener una cabeza pequeña, cerdas suaves y mangos largos, anchos y antideslizantes. Para llamar su atención, hay cepillos con figuras en los mangos, colores diferentes e incluso música.

¿Qué ocurre con los cepillos eléctricos?

Este tipo de cepillos están recomendados para:

  • Niños pequeños.
  • Personas de avanzada edad.
  • Personas con poca o sin habilidad manual.
  • Personas hospitalizadas o incapacitadas.
  • Personas con aparatos.

Algunas de las características de los cepillos eléctricos son:

  • Efectividad muy parecida a los cepillos manuales.
  • Sustituyen la fuerza muscular por la eléctrica.
  • Tienen varios movimientos (circulares, vaivén, elípticos o combinados).
  • Tienen un cerdamen pequeño, cerdas medias o blandas y de multipenachos.
  • Posibilitan acceder a zonas más difíciles cuando se utilizan correctamente, por ejemplo a zonas distales de los últimos molares.

La ventaja más importante de algunos cepillos eléctricos es que, al cepillar los dientes, es posible disminuir aún más la placa bacteriana, la cual es responsable de provocar gingivitis y caries. Además, con la utilización del cepillo eléctrico se reduce el riesgo de abrasión de las piezas dentales, debido a que tienen un mecanismo de control de la presión que disminuyen la erosión de la superficie dental.

Si el cepillado manual no se realiza correctamente, aplicando mucha presión en los dientes, es posible que se deteriore el esmalte dental. Se ha constatado que aquellas personas que utilizan cepillo eléctrico están de un 20 a un 40% más de tiempo cepillándose los dientes que las personas que utilizan el cepillo manual.

En relación a cuál es el mejor cepillo eléctrico, hay estudios científicos que dicen que los más eficaces son los que poseen un mecanismo oscilante-rotatorio.

Aun así, es cierto que hay algunas ocasiones en las que es posible que lo más adecuado sea usar un cepillo de dientes manual. Por ejemplo, tras una cirugía, cuando hay una zona dolorida o cuando hay puntos de sutura. En esas ocasiones, lo recomendado es utilizar un cepillo manual con cerdas ultra suaves, que posibilita un cepillado más delicado, pudiendo controlar mejor la velocidad y el cuidado que se tiene para limpiar la zona afectada.